La Increíble historia de Vero y Prisco un combate épico

Existían muchas historias de grandes gladiadores romanos, que dejaron huella en roma y una de esas es; La increíble historia de Vero y Prisco, dos gladiadores que combatieron entre si.

Prisco era de origen Galio y Vero era un hombre libre que nació en el Imperio Romano, pero luego los romanos lo convirtieron en esclavo y es mas recordado por el combate que sostuvo con Prisco.

Inauguración del Anfiteatro Flavio

El día había llegado y roma ya estaba en fiesta, lo cual quería decir que la plebe y la nobleza esperaban combates y sangre en la arena. Justo por los años 80 DC se celebro la inauguración del anfiteatro, el cual tardo al rededor de 10 años en construirse por mandato de Vespasioano el Emperador de esa época, lamentablemente Vespasiano no pudo ver su obra de arte terminada, por lo que su hijo el Emperador Tito, tuvo el gran privilegio de inaugurar el legado de su padre.

Desde que Tito subió al poder después del fallecimiento de su padre, toda roma pasaba por malos momentos. Justo ahí es cuando Tito se juega su popularidad eh inaugura el anfiteatro con los juegos, pretendiendo así dar un espectáculo de primera calidad a la nobleza y a la plebe.

El emperador Tito ordena que salgan las bestias y junto con ellos prisioneros semi-desnudos, según el acto consistía en que las bestias acaben devorando a los prisioneros, pero Tito no pudo tener tan mala suerte, por lo que las bestias estaban mas asustadas que los esclavos.

vero y prisco gladiadores
Inauguración del Anfiteatro Romano

Después de semejante vergüenza que paso Tito, este mismo ordeno que los prisioneros salgan de la arena y mando a llamar al Domador de las bestias para luego ejecutarlo.

Para reivindicarse El Emperador Tito mando a que cientos de gladiadores ingresen al coliseo y combatan a muerte, la arena comenzó a bañarse de sangre y la plebe gritaba y con euforia por semejante espectáculo, tanto así que ellos decidían que gladiador vivía y cual moría.

Todo esto Tito lo hacia para ganar la aprobación de la nobleza y la plebe, muchos gladiador murieron esa tarde, pero aun falta el acto final.

Una contienda que nadie se esperaba!!

La lucha de Vero y Prisco

El combate final llego, Vero y Prisco no sabían que combatirían entre si, estos eran grandes amigos, entrenaron mucho tiempo juntos, pero al verse en la arena se miraron fijante y quedaron petrificados.

Eso no fue obstáculo para que estos grandes gladiadores comiencen a combatir entre si, ambos tenían habilidades de lucha y lo demostraban en el coliseo, la contienda duro muchas horas,  ninguno de los dos querían perder, pretendían dejarlo todo en la arena, mientras mas cansados se sentían, mas sacaban fuerza para seguir luchando, las espadas se destrozaron y se despojaron de sus escudos, eso dio paso a que luchen cuerpo a cuerpo con sus puños.

El pueblo romano aclamaba a los dos guerreros y pedían que sean libres, la lucha seguía pero ya estos grandes y dignos gladiadores decidieron bajar lo puños y ambos pidieron “munerarius, un acto que indicaba la rendición de los gladiadores.

Un combate que fue un gran espectáculo para todos y con eso Tito logro ganarse al pueblo romano.

Vero y Prisco dos hombres libres

El combate entre Vero y Prisco termino con la rendición de los dos guerreros y Tito decidió premiarlos dándoles la libertad, esta pelea fue marcada como la mejor lucha de los gladiadores, tanto así que la lucha de vero y prisco fue registrado en un poema laudatorio de Marco Valerio Marcial.

Dos Guerreros que lograron su libertad pero ambos fueron reconocidos como victoriosos!!!

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.